Las uñas encarnadas pueden ser dolorosas. Evaluaremos la situación y, si es necesario, realizaremos una pequeña intervención para aliviar el problema. También te proporcionaremos consejos sobre cómo evitar que vuelvan a ocurrir