Diseño y fabricación de plantillas ortopédicas a medida para corregir problemas estructurales y mejorar la salud de tus pies.

La ortopodología se basa en el tratamiento de las alteraciones mecánicas del pie, es decir, de aquellas alteraciones que influyen en la función correcta del pie durante la marcha. Este tratamiento se realiza mediante el diseño y la confección de ortesis (soportes plantares) destinadas principalmente a conseguir el reequilibrio de las presiones plantares y a modificar la posición o movimiento del pie, para hacerlos más funcionales. 

Los soportes plantares (plantillas) son elementos o dispositivos confeccionados de forma individualizada para cada paciente, que se utilizan para corregir y/o compensar las alteraciones funcionales y morfológicas de los pies, y en ocasiones de las piernas. Se usan para prevenir y aliviar los molestos y dolorosos síntomas de condiciones como la fascitis plantar o la tendinitis, así como para modificar aspectos estructurales del sistema neuromusculoesquelético.