Callos y callosidades

Los callos y callosidades en los pies son una consecuencia de la presión excesiva ejercida sobre la piel.

¿Qué son los Callos y callosidades?

Los callos en los pies son un problema común que afecta a muchas personas. Se trata de una condición en la que la piel se vuelve gruesa y dura debido a la acumulación de células muertas. La piel se vuelve más gruesa y resistente a la presión y al roce, lo que puede causar dolor y molestias.

Los callos en los pies pueden ser dolorosos y, a menudo, son una fuente de incomodidad. Sin embargo, son fáciles de tratar y se pueden prevenir siguiendo ciertos consejos. 

callos en los pies

Síntomas de los Callos

Los síntomas de los callos son claros y sencillos. Podemos distinguirlos si notamos que contamos con las siguientes síntomas:

  • Piel gruesa y dura en una zona concreta del pie.
  • Notar una elevación o protuberancia. 
  • La piel se encuentra más seca de lo normal. 
  • Notamos dolor debajo de la piel. 

Diferencias entre Callos y Callosidades

Existen pequeñas diferencias entre los callos y callosidades, y aunque en líneas generales, los síntomas y causas pueden ser los mismos, conviene establecer las siguientes diferencias:

  • Los callos suelen ser más pequeños y su aspecto se conforma con un centro más duro rodeado por piel inflamada. Pueden ser dolorosos al roce o la presión sosbre ellos. Comúnmente suelen aparecer en las puntas de los dedos de los pies. 
  • Por otra parte, las callosidades no son dolororas y aparecen en zonas que están sometidas a una presión continua, como por ejemplo los talones. Es común que las callosidades se formen también en las plamas de las manos. Por lo general, suelen ser más grandes que los callos. 

¿Tienes un callo que te produce dolor?

¡Llámanos!

Teléfono: 964 227 190

Causas de los Callos y Callosidades

Los callos y callosidades se producen por el exceso de presión y fricción en una zona concreta del pie. Algunas de los motivos que pueden causarlos son los siguientes:

  • Uso repetido de calzado inadecuado. 
  • No usar calcetines. 
  • Tensión excesiva en los músculos de la planta del pie. 
  • Causas genéticas.
callosidades en los pies

Tratamiento

El tratamiento de los callos depende del grado de dolor o hinchazón que presente, así como las causas que lo han provocado. En muchas ocasiones, tan solo con cambiar de calzado el problema se soluciona. Por otra parte, pueden existir complicaciones que hagan que sea necesario la visita al podólogo para poder tratarlos de forma correcta. Los tratamientos que pueden seguirse para mejorar los callos son las siguientes:

  • En la mayoría de los casos, el tratamiento de los callos consiste en eliminar la piel muerta que se encuentra sobre la hinchazón. Este procedimiento se conoce como exfoliación. Puede realizarse de forma manual, con un cepillo o con una piedra pómez, o de forma química, con una solución especial. La exfoliación es un procedimiento sencillo, pero es importante que la realice un profesional para evitar daños en la piel.
  • Si se trata de una deformidad en el pie, el tratamiento puede requerir el uso de una férula o de una ortesis.
  • Si los callos están causados por el exceso de presión sobre el pie, el tratamiento puede requerir el uso de una almohadilla o de una plantilla.
  • Cirugía. Si los métodos anteriores no solucionan el problema, la cirugía puede ser el tratamiento adecuado. Se trata de una cirugía menor que puede llevarse a cabo sin ni siquiera hospitalización.

Es importante que los callos no se rasquen, ya que esto puede irritar la piel y agravar el problema. En lugar de rascarse, se pueden aplicar compresas calientes o frías, según se desee aliviar el dolor o reducir la hinchazón.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento?

En la Clínica Dealbert somos especialistas en tratar todo tipo de callos y callosidades, así como otras afecciones del pie. Llámanos para más información.

Contacta con nosotros

Llámanos

964 227 190

619851 540

Email

dealbertpodologos@gmail.com

Nuestra Clínica

C/ Gobernador Bermúdez de Castro, 87. 12003, Castellón.

Estamos en contacto